Biblioteca

Servicio de Biblioteca

Leer estimula la capacidad intelectual, ayudando a ejercitar la memoria y la imaginación, además proporciona temas de conversación y facilita la interrelación social.

La lectura es una de las actividades más beneficiosas para la salud de los mayores, permite gozar de un mayor nivel de autonomía y contribuye a mantener la salud del cerebro.

En nuestras Residencias, se fomentan los grupos de lectura, conducidos por monitores, para promover el gusto por la lectura y el debate sobre el sentido de los textos. En paralelo, se busca favorecer la comunicación entre personas, la adquisición de conocimientos y estimular la imaginación. En todo momento, buscamos fomentar la creatividad y la fluidez verbal de nuestros Residentes, así como las capacidades de observación, atención y concentración, a través de la lectura.

Numerosos estudios han relacionado el nivel de lectura y escritura con un aumento de la reserva cognitiva. Leer relatos de ficción pueden ayudar a reducir el nivel de estrés, que es origen o factor de empeoramiento de muchas dolencias neurológicas.

Está demostrado que leer compensa el daño cerebral causado por determinadas patologías como el alzhéimer, que representa entre un 60 y un 80% del total de los casos de demencia. Estas patologías se caracterizan por la progresiva perdida de memoria, lenguaje, orientación, cálculo o percepción espacial. Los especialistas aseguran que la lectura se puede considerar una actividad preventiva ya que se ha demostrado que ayuda a retrasar la aparición de estas enfermedades y a reducir el número de casos.

En nuestras Residencias, los Residentes pueden acudir a la Biblioteca a leer libros, la prensa diaria y mantenerse informado de las últimas novedades.