Restauración

Servicio de Restauración

La mejor dieta para las personas mayores es una dieta equilibrada. El equilibrio de esta dieta debe centrarse en una aportación adecuada de todos los nutrientes. La alimentación debe proporcionar grasas, hidratos de carbono, proteinas y minerales adecuados. En nuestras Residencias la dieta es variada e incluye alimentos de cada uno de los grupos, de manera que se vayan complementando y puedan suplir las carencias particulares.

Nuestras dietas son ricas en antioxidantes para ayudar a detener los efectos negativos que los radicales libres, puedan ejercer en las personas mayores.

Además de servir una dieta variada con unos alimentos adecuados en nuestros Centros, nuestro personal altamente cualificado se muestra vigilante a todas horas, para que nuestros residentes consigan una hidratación adecuada, que realicen comidas moderadas no excesivas, frecuentes y que coman alimentos vegetales frescos.

La preparación de las comidas siempre se realiza, para que sea fácil de digerir y de tragar, también se procura que las comidas sean variadas, atractivas y sabrosas. Por supuesto siempre evitamos en nuestros Centros el consumo de alimentos precocinados o procesados, además de disminuir el consumo de dulces, helados, galletas y pastas, que unicamente proporcionan calorías vacias que contribuyen a la obesidad y la caries dental.